miércoles, 31 de octubre de 2007

Réquiem

RÉQUIEM.
Inspirado en la obra homónima de Mozart.



Para Angelita.



Espíritu de ángel:
yace en lo oscuro
tu boca de pared atormentada.
Tu brazo entre las fauces del infierno,
tu miedo implorante y desgraciado.
No grites,
que el silencio no es la tumba;
regala la impiadosa verdad
de tu garganta
y desprecia estas tierras amarillas
con inocencia de recién llegado.
Vivirás hasta la próxima frontera
entre la arena,
que no muere el alma en los límites
cuando de este lado
alguien te nombra,
alguien te ama.
Tu ida es el principio de otro viaje
y mientras quedo aquí,
desguarnecida,
seguirá lloviendo en la trinchera
el fuego de otra guerra,
siega inútil.
La lengua de los hombres
no nos habla
si el paso no te abarca en la partida;
y son música el réquiem y los salmos
que en tu carne impaciente
hoy se instalan.
Se cierran otros ojos con los tuyos
y las aves donde van llevan mis lágrimas.

3 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Interesante espacio y letras...

cuando de este lado
alguien te nombra,
alguien te ama.

Mi mejor energia...
MentesSueltas

Lol V.Stein dijo...

No, no muere el alma en los límites, Amiga, cuando el Amor la hace eterna en su palabra, en su voz tenebrosa.. Poemas así, en estos días, atestiguan que la poesía no ha muerto, que sigue luchando por su verdad y su lugar.. ojalá no caiga en manos de ladrones de versos..

Entiendo tu cierre temporal, pero cuenta con mi compañía

muchísimos abrazos

Lu Folino dijo...

.Hola Lol: tanto tiempo que nos hemos cruzado por las redes, hace que sucedan cosas mágicas.

Hoy es el aniversario de la muerte de mi madre. 16 años. Entré a mi blog Acuarioplateadoporlaluna para compartir el poema Réquiem que le dediqué unos años después de su fallecimiento. Releí tu maravilloso comentario y me sorprendió no haberte contestado en ese mismo espacio, cosa que hago casi siempre. Seguí tu link esperando que no sucediera como la mayoría de los casos de nicks anónimos en los que uno entra y está cerrado o directamente eliminado. Encontré ahí el recuerdo de tu padre poeta. Inmenso homenaje de tu parte.

En un poema escribí: "las cosas pasan porque tienen que pasar". ¿Es un ripio? No sé a veces distinguirlos. Era lo que sentí y tenía ganas de compartir en ese momento.

Te mando un abrazo virtual, y te deseo un feliz 2016, desde Avellaneda, Buenos Aires, Argentina.